Este 31 de octubre se celebra en muchas partes del mundo Halloween, víspera del Día de Todos los Santos y que tiene sus raíces en un antiguo festival Celta. Es la tradición de disfrazarse para espantar a los fantasmas y confundir a los espìritus de los muertos y las de tallar verduras , nabos preferentemente  para utilizarlos como linternas.

El uso de la calabaza  fue añadida posteriormente cuando los irlandeses emigraron a estados Unidos importando esta tradición y se dieron cuenta de que era más fácil tallar una calabaza. Aparte culinariamente hablando se preparan muchos platos y postres alusivos a esta fiesta y yo hoy he preparado unos deliciosos cupcake de calabaza con muchas especias para darle ese toque especial y enigmático.

Lo que primero hay que hacer es asar una calabaza en el horno y con la pulpa hacer un puré que será el centro ya que les dará un sabor y un color espectacular a nuestros cupcake y con el aporte de las especies le dará un punto muy especial.

Prepararlos es muy fácil, no tiene ninguna dificultad, lo acompañé de un delicioso frosting de queso y los he decorado con unas calabazas y unos sombreros de brujas hechos de fondant.

 

 

Cupcake de Calabaza

 

Puré de Calabaza:

 

  • Lavar bien la calabaza, cortarla por la mitad y retirar bien las semillas con una cuchara.
  • Colocar las dos partes de calabaza en una bandeja con la piel hacia afuera y llevar al horno a 200 grados durante 1 hora.
  • Pasado este tiempo pinchar para comprobar si ya está, si es así sacarla del horno y una vez frío retirar la pulpa y colocarlo en un colador para que caiga el agua y así a la hora de hacer el puré no quede muy líquido y tenga consistencia.
  • Una vez escurrida la pulpa, triturar con el minipimer o un pasapuré y ya queda listo el puré y lo reservamos.

 

 

 

 

 

Ingredientes cupcake:

  • 200 gr de harina a todo uso
  • 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr de puré de calabaza
  • 180 gr de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 2 cdtas de levadura
  • 100 ml de buttermilk
  • 1/2 cdta de canela
  • 1/3 cdta de jengibre
  • 1/3 cdta de clavo
  • 1/3 cdta de nuez moscada
  • un chorrito de vainilla
  • 1/2 cdta de sal

Ingredientes para el frosting y decoración:

  • 75 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar glass
  • 225 gr de queso tipo philadelfia
  • 1 cdta de vainilla
  • colorante alimentario de color naranja
  • una manga pastelera
  •  una boquilla
  • figuras para decorar en este caso yo hice unas calabazas y unos sombreros de brujas con fondant.

 

Preparación cupcakes:

  • Preparar las cápsulas de los cupcake.
  • Precalentar el horno a 180 grados.
  • Tamizar la harina, levadura, canela, jengibre,clavo, nuez moscada, sal y reservar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta que cambie de color y añadir los huevos uno a uno hasta que se forme una crema suave con el azúcar disuelta.
  • Agregar el puré de calabaza, la vainilla, batir a baja velocidad y echar la mitad de los ingredientes secos, añadir el buttermilk  y echar el resto, mezclar bien y rellenar la cápsulas con un dosificador de helados.
  • Llevar al horno durante unos 20 ó 25 minutos.
  • Pasado este tiempo colocarlos en una rejilla hasta que enfríen.

 

 

 

Preparación frosting:

  • Batir unos minutos la mantequilla hasta ablandarla. agregar poco a poco el azúcar glass previamente tamizada y seguir batiendo, echar un chorrito de vainilla y el queso, batir hasta que quede una crema consistente y ya está lista, esta crema es muy sencilla y deliciosa.
  • LLevarlo a la nevera durante una media hora para que tome más consistencia.
  • Pasado este tiempo echarlo dentro de una manga pastelera con la boquilla que hayas elegido y a decorarlos a tu gusto y creatividad.

 

 

 

Tips:

  • Si no tienes buttermilk puedes  hacerlo de forma casera echándole a la leche una cdta de limón.
  • Para hacer el frosting sacar la mantequilla de la nevera unos diez minutos antes para que no esté tan blanda.
  • Las cápsulas de los cupcake se rellenan sola hasta las 3/4 partes.